Está usted en: Noticias -> Actualidad

Españoles, lusos y belgas participan en el programa INnet Campus

La UGR, 'puente' internacional para alumnos con discapacidad

Javier Martínez ha atravesado media España para vivir en primera persona un 'aperitivo' de lo que le espera en un par de años, cuando alcance su objetivo. Quiere estudiar el grado de Medicina. En el primer curso de Bachillerato lo ha bordado -su media es superior al 8-, y, a las puertas de encarar el tramo final de sus estudios en el instituto, se ve con opciones de superar la nota de corte que exige una de las titulaciones más demandadas a nivel nacional. Desde ayer, se afana en conocer desde dentro cómo es una universidad. En concreto, la de Granada.

"Me enteré del INnet Campus a través de la Asociación de Sordos de España", explica Javier, que asegura que decidió apuntarse porque "quería conocer a fondo la Universidad, ver cómo es la vida" en un campus. Este burgalés es uno de los 17 estudiantes de Bachillerato, procedentes de Bélgica, Portugal y también españoles -y todos con algún tipo de discapacidad-, que han sido seleccionados para convivir en la segunda edición del INnet Campus en la Universidad de Granada. En esta iniciativa participan la Fundación Once, el programa Erasmus+ de la Unión Europea y las universidades de Amberes y Lisboa, además de la granadina.

Vicente Pineda participó ayer en la bienvenida a los participantes en el campus como veterano. El pasado verano estuvo en Amberes. Sufre disgrafía, y formar parte del INnet Campus le permitió ganar "confianza" en sus posibilidades de cursar estudios universitarios, "ver que soy capaz de valerme por mí mismo", y, de paso, conocer una ciudad que está en el corazón de Europa, Amberes. "Todas las actividades en el campus estaban relacionadas con la inclusión", y están pensadas para que todos los inscritos puedan participar, sin importar la discapacidad que tengan, explica la responsable del Secretariado para la Inclusión y la Diversidad de la UGR, Esperanza Alcaín. Dado el número de solicitudes que recibieron para participar en el campus, se vieron obligados a hacer una selección, en la que se tuvo muy en cuenta el nivel de inglés. De hecho, el acto de bienvenida a la UGR en la Facultad de Ciencias del Trabajo fue bilingüe. En la misma participaron los vicerrectores de Estudiantes y Empleabilidad, José Antonio Naranjo, y de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión, Teresa Ortega. Los dos destacaron el "compromiso" de la Universidad de Granada por romper "barreras" y ahondaron en el papel que actividades como la que comenzó ayer tiene en el crecimiento personal de los participantes. "Creed en todas vuestras posibilidades", pidió Ortega.

El programa del INnet Campus prevé talleres hasta el próximo sábado en los que se abordará qué significa ser universitario, el valor de la diversidad o sexualidad. También se harán visitas, como al Museo Memoria de Andalucía, la Alhambra, Sierra Nevada el Parque de las Ciencias. Se incluyen actividades de ocio, como deportes acuáticos o yoga inclusivo, o un encuentro entre estos estudiantes de Bachillerato y miembros de la Asociación de Estudiantes Erasmus o la Asociación de Estudiantes Universitarios con Necesidades Especiales.

El colectivo de estudiantes con discapacidad sufre una alta tasa de abandono, según se explicó recientemente en la presentación del programa Tránsito en la UGR. Esta iniciativa trabaja para evitar ese abandono gracias a la labor de estudiantes voluntarios que ejercen de cicerones en la Universidad con alumnos de instituto con discapacidad.