Está usted en: Noticias -> Actualidad

Para personas con un daño cerebral y para enfermedades neurodegenerativas

Aspaym completa sus servicios en Burgos con un centro de día

Un nuevo servicio de centro de día abre sus puertas en la sede que ASPAYM Castilla y León tiene en Burgos. El objetivo es establecer un trato individualizado a través de un programa de pautas que estimule el aprendizaje de los usuarios y el desarrollo de su autonomía. Este programa será elaborado por los diferentes profesionales sanitarios que participan en la rehabilitación integral y que según las necesidades del usuario intervendrán en el proceso: terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, neuropsicólogo y logopeda.

El centro de día es una opción válida para personas que han sufrido algún tipo de daño cerebral adquirido (ictus, traumatismo craneoencefálico o tumores) y personas que padezcan alguna enfermedad neurodegenerativa (esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, parkinson, demencias...).

ASPAYM Castilla y León ya cuenta en su sede de Burgos con centro de Fisioterapia, Unidad de Prevención de la Discapacidad y Dependencia (UPREDD), Asociación de ictus y paresias (ICTIA) y los programas de Asesoramiento sobre Accesibilidad y de inserción laboral.

El horario del centro de día es de 10.00 a 17.00 horas y los usuarios pueden solicitar servicio de trans-porte incluido en el precio. El servicio se puso en marcha ayer y complementa la atención que ofrece esta asociación desde su centro en la calle Coronela, en el barrio de Villagonzalo Arenas, junto al polígono de Villalonquéjar.

ASPAYM Castilla y León es una entidad que tiene como seña de identidad trabajar para mejorar las condiciones de vida del colectivo de personas con discapacidad en general, y lesión medular en particular.

En la actualidad cuenta con más de 2.000 socios en toda la comunidad y más de 190 trabajadores en sus cinco delegaciones (Valladolid, León, Ávila, Burgos y Palencia). Nació para dar respuesta a pacientes del Hospital Nacional de Parapléjicos, que siendo originarios de Castilla y León no tenían un servicio que pudiera atenderles en su tierra.