Está usted en: Noticias -> Actualidad

En la Comunidad de Madrid

Condena por demorar la atención a un lesionado medular

a Sección decimotercera de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a la aseguradora del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) por el retraso en la atención urgente a un paciente con lesión medular, que supuso "una pérdida de oportunidad" probada e indemnizable como daño neurológico efectivo.

En la sentencia, tramitada por la asociación 'El Defensor del Paciente' por una defectuosa asistencia sanitaria prestada en el Hospital de Torrejón, el juez estima el recurso de apelación del paciente contra un fallo anterior, dictado por el Juzgado de Primera instancia número 46 en septiembre pasado a favor de la aseguradora Mapfre.

El afectado, que entonces tenía 43 años, fue diagnosticado en julio de 2012, de compresión brusca de las raíces de la cola de caballo, sin que se le sometiera en las primeras horas a una cirugía urgente por lo que la lesión fue in crescendo.

Aunque el paciente fue finalmente intervenido un día después en el Hospital de Torrejón, "tras la cirugía no existió mejoría. Con el diagnóstico de síndrome de cola de caballo el paciente fue trasladado el 16/08/2012 al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo (HNPT) para recibir tratamiento médico-rehabilitador".

En el fallo, el juez aprecia "una relación causal entre omisión y daño y una razonable certeza de la posibilidad de que los daños materiales finales se hubiesen al menos aminorado de haberse realizado la intervención en las seis horas siguientes a la manifestación de los síntomas del síndrome".

En suma, hubo "una pérdida de oportunidad relevante, eficiente, probada e indemnizable" como daño neurológico efectivo, del que debe responder la aseguradora del Sermas, "dejando para un pleito posterior la cuantificación de la indemnización" como consecuencia del retraso de más de 16 horas en la realización de la cirugía que hubiese aminorado las secuelas.

El fallo anterior, del Juzgado de Primera Instancia nº 46 desestimó la demanda que se interpuso al amparo del artículo 219 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, al entender prescrita la acción ya que se trata de una acción directa contra la compañía de seguros del Sermas, explica El Defensor del Paciente.

Sin embargo, dicha prescripción, tal y como ha sido interpretada por la Audiencia Provincial "nunca existió", concluye la asociación en un comunicado.