Está usted en: Noticias -> Actualidad

Escrito por el diputado parapléjico Paco Vañó

Sáenz de Santamaría y Ussía, padrinos del libro "Perdonen que no me levante"

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, describió este lunes al parlamentario popular Francisco Vañó, que tiene una discapacidad física, como "el mejor reflejo de la sociedad española", por su forma de afrontar las dificultades, defender su causa y "poner al mal tiempo buena cara".
Lo hizo en la presentación en el Congreso de los Diputados del libro "Perdonen que no me levante", en el que Vañó ha recogido con humor sus experiencias en silla de ruedas.

El presidente del partido, Mariano Rajoy, no pudo asistir al acto por los compromisos derivados de la disolución de las Cortes, pero envió unas líneas que leyó la propia portavoz, donde excusaba su ausencia en algo tan importante para una persona como la presentación de su libro (Rajoy presentó hace días otro texto autobiográfico, "En confianza") y deseaba el mayor de los éxitos al autor.

Por lo demás, Sáenz de Santamaría, parafraseando el título del libro, reconoció que Vañó "ha hecho mucho más que levantarse" contra la desigualdad y la discriminación y por la normalización.

Según manifestó, desde su llegada al Congreso ha provocado cambios en temas tan anclados en el pasado como el acceso al hemiciclo y el tiempo que se deja para tocar el timbre en las votaciones, y "ha liderado consensos imprescindibles" en las novedades legislativas aprobadas por unanimidad en esta legislatura en favor de las personas con discapacidad, inform Servimedia.

ROMPER BARRERAS FÍSICAS Y MENTALES

Por su parte, Vañó agradeció a su partido y a Rajoy en particular haber roto "barreras físicas y mentales" y dado un gran paso hacia la normalización al incluirle en las listas a las elecciones de 2004; desde entonces, dijo, las sillas de ruedas ya forman parte del paisaje urbano de la Cámara Baja con toda naturalidad.

El diputado dijo que su libro pretende ayudar a afrontar de manera natural la discapacidad, y razonó que todas las personas son discapacitadas en algún aspecto, pues "nadie vale para todo y todo el mundo vale para algo".

En el capítulo de agradecimientos, puso especial énfasis en la labor de visibilización y los miles de empleos para personas con discapacidad creados por la ONCE y la Fundación ONCE, así como en "el ejemplo de buen hacer" que a su juicio es el Cermi.

Vañó anunció que dedicará los ingresos del libro a la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, para que continúe sus investigaciones y, "además de a las ratas, haga andar a las personas".

Anteriormente hablaron la coautora del libro, la periodista y escritora Esther Peñas, quien destacó que el texto de Vañó rezuma fe con la que escapa de la frivolidad y humor con el que huye de la gravedad, y que faltaba abordar la discapacidad "humedecidos por el humor"; y el también escritor y periodista Alfonso Ussía, prologuista del libro, quien coronó a Vañó como "un especialista de la superación, del humor y la esperanza", que "hará muy felices" a quienes se adentren en su lectura.