Está usted en: Noticias -> Actualidad

Pacó Vañó, lesionado medular, se presenta al Congreso por Toledo

"Las encuestas nos van sobre ruedas, pero no podemos confiarnos"

Ha sido ocho años portavoz de la Comisión de Políticas Integrales de la Discapacidad en el Congreso de los Diputados, cargo que en los últimos cuatro años ha compatibilizado con una vocalía en la Comisión de Defensa.

Con el exconcejal Juan José Alcalde, su «pareja de hecho política» como él dice, está recorriendo toda la provincia en su silla de ruedas, a la que lleva atado más de 40 años, transmitiendo ilusión en el cambio y, sobre todo, sentido del humor, que no viene nada mal en esta época. Entrevista publicada en "ABC"

—Ya lleva ocho años en el Congreso de los Diputados, parece que fue ayer...

—¡A medida que me voy haciendo mayor me doy cuenta de lo rápido que pasa todo! Llevo ya dos legislatura y aún me quedan muchas cosas por hacer.

—¿Ha vendido bien desde entonces el problema de los discapacitados?

—He vendido bien el símbolo de la discapacidad, que es la silla de ruedas creo que lo he hecho bien, pero aún me queda mucho por vender.

—¿Es el único diputado discapacitado?

—No me queda más remedio que contar el chiste que siempre cuento. Cuando me pregunta ¿usted es el único minusválido en el Congreso? Siempre digo que con certificado, sí. Es un chiste que celebra mucho la gente.

—¿No se ve algo encasillado?

—He querido romper una lanza en favor no sólo de los discapacitados. En esta legislatura, además de ser portavoz del Grupo Parlamentario del Partido Popular en la Comisión de Discapacidad, he participado en otros asuntos como en la Comisión de Defensa y Justicia.

—Pero, usted, ¿de discapacidad sabe algo?

—Algo sé... (se ríe). ¡Son 40 años a bordo de una silla de ruedas! Creo que puedo hacer una gran labor porque, además, sintonizo muy bien con el mundillo.

—Todo indica que el PP va a ganar. Eso dicen las encuestas.

—Insisto en lo del humor, las encuestas van sobre ruedas, pero hay que ser prudentes. El día 20 todavía no se ha celebrado. La gente está muy harta con el Gobierno que hemos tenido y quiere un cambio, pero no se puede dar por hecho nada. Hay que ir a votar y todos los votos valen igual, le digo a todo el mundo lo mismo. No hay voto que valga más que otro. Valen igual. Todos son importantes.

—Al PP se le ve muy movilizado en esta campaña.

—Creo que hay que transmitir entusiasmo y darle credibilidad. La gente necesita confianza para ver las cosas desde el punto de vista optimista y positivo. Tenemos necesidad de ver la botella medio lleno.

—¿Saldremos de esta?

—¡Claro! Cuando no nos dividen, no nos confrontan, los españoles somos capaces de cualquier cosa. Ya lo hemos demostrado. Confío mucho en mis conciudadanos, no sólo en mis compañeros de partido. Los españoles puestos todos a trabajar en una causa común arrasamos. Estoy convencido, pero necesitamos un buen director de orquesta porque tenemos unos músicos pero ahora España está sonando fatal y ha estado sonando fatal

—¿El PP podrá sacarnos de la crisis? ¿se volverá a crear empleo?

—Los políticos no creamos empleo, tenemos que poner las condiciones para apoyar a los emprendedores, a las pequeñas y medianas empresas a los autónomos. Tenemos que apoyar a ese señor que empezó en una carpintería de ayudante, que luego pasó a oficial y después vio que tenía capacidad y montó su negocio e hizo puertas para cocinas contratando a dos amigos de su pueblo y luego las cocinas enteras. A esa gente es la que hay que ayudar. Eso es un emprendedor, no un señor con un puro que va con un látigo pegando a los trabajadores. ¡Ya está bien de esa imagen negativa de un señor que abusa de su gente!. Eso es lo que hay que estimular.

—¿Le gustaría formar parte de un posible Gobierno de Rajoy?

—Soy muy disciplinado. No tengo ninguna expectativa nada más que la de hacer una labor para mi partido y para España. Creo humildemente que puedo hacer una gran labor como diputado porque he trabajado bien y he cumplido. Voy a seguir luchando por los más desfavorecidos porque soy consciente de las necesidad del mundo de la dependencia y de la gente que tiene riesgo de exclusión.

—Usted fue, sin embargo, muy duro con la Ley de Dependencia.

—Y me sigo quejando. Se fijaron unas falsas expectativas que han provocado una frustración mayor que si no se hubiera prometido nada. Vendieron el animal antes de cazarlo. Es muy fácil decir a todo el mundo no te preocupes que lo voy a arreglar, pero si no tienes los mimbres para hacer ese cesto, no puedes prometerlo.

—¿Algo se habrá mejorado?

—Naturalmente, pero lo que no se puede hacer es decir: yo invito, y ustedes (las comunidades) pagan. Eso es quedar bien a cambio de nada.

¿Por qué hay que votar a Rajoy, al PP este domingo?

—Muy sencillo. Es una reflexión que hago en los mítines. ¿Quién ha gobernado hasta ahora?, ¿cómo ha gobernado?, ¿en qué situación estamos?. ¡Y no me vale lo de la crisis en Europa! El que quiera un cambio, que vote al PP. Sólo hay que ver lo que pasó en el 96 con una situación similar. Le dimos la vuelta.