Está usted en: Noticias -> Actualidad

Richard G. Fessler, neurocirujano norteamericano

«Curaremos las lesiones medulares»

Además de su faceta como neurocirujano y profesor de la Northwestern University de Chicago, Richard G. Fessler cuenta con estudios en campos tan dispares como la Filosofía o la Psicología. Ha pasado por España de la mano de Sanitas para participar con prestigiosos especialistas en un Encuentro Internacional de Medicina Deportiva.

Colabora también como médico de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA), pero sin duda es conocido en nuestro país por la intervención que practicó al futbolista del Real Madrid, Gonzalo Higuaín, para tratar la hernia que podría haber mermado su carrera profesional. Entrevista publicada en "La Razón".

Tras la intervención a la que se sometió Higuaín, muchas personas quedaron sorprendidas ante la rápida recuperación del futbolista, que ahora rinde a un gran nivel. ¿Para usted fue un caso rutinario o especialmente complejo?

Desde el punto de vista quirúrgico fue pura rutina, pero dado que se trata de un deportista de élite en este caso tengo más presión de lo normal.

¿ Cómo ha cambiado la actividad quirúrgica la llegada de cirugía con mínimas incisiones?

Ha sido un cambio crucial, muy importante y con impacto desde distintos ángulos. Significa que podemos hacer una operación en un atleta de alto nivel y esperar un buen resultado y que éste pueda volver a jugar con la máxima exigencia, significa que podemos operar a gente normal y esperar buenos resultados en un mayor número de casos que cuando usábamos las técnicas antiguas.

Además, debido al uso de esa cirugía mínimamente invasiva también tenemos muchas menos complicaciones y podemos operar a gente que estaba descartada para la cirugía por un riesgo excesivo de complicaciones

¿Por qué los futbolistas o los toreros se recuperan en tiempo récord de lesiones complicadas?

Además de por las nuevas técnicas, el deportista de élite goza de una buena salud general y también está muy motivado para volver cuanto antes a la competición. Si usted tiene el mismo problema que Higuaín le aplicaríamos la misma cirugía y se recuperaría en un plazo bastante parecido.

¿Cuáles son los deportes más proclives a provocar problemas de espalda?

Además del fútbol, el fútbol americano, el hockey hielo y, aunque pueda sorprender, el golf causa muchos problemas de espalda.

Hay gente, que no conoce bien nuestros deportes y sugiere que debería jugarse con más protecciones o un casco...

Realmente tenemos un gran debate en torno al fútbol americano. Si no llevasen el casco podrían sufrir una conmoción cerebral si se chocan las cabezas, pero una vez que van protegidos los golpes son mucho más duros, así que ambas opciones son malas.

Al trabajar con cirugía sobre la médula espinal, a uno le viene a la cabeza que algún día sea posible recuperar lesiones medulares causantes de paraplejia o tetraplejia. Hay avances, pero ¿es realista pensar que podremos reparar este tipo de lesiones?

Sí. Actualmente soy el investigador principal de un grupo de trasplante de células madre embrionarias en este tipo de lesiones, células programadas para crear mielina, los «cables» de los nervios. Creo que algún día lo conseguiremos, pero queda un largo camino por delante, por lo menos 20 o 30 años.

¿El ritmo de competición es exagerado? ¿Fuerzan la máquina los deportistas de élite?

Buena pregunta. No sé la respuesta, pero conforme una persona mantiene una buena forma y realiza ciertos ejercicios para ser competitivo en su deporte, con intensidad y frecuencia, probablemente esto resulte positivo, pero esa intensidad y frecuencia quizá pueda acortar su carrera profesional.

¿Cómo ha conseguido tratar casos de escoliosis con cirugía?

Depende de los síntomas que presente. Hay gente con escoliosis y no tiene dolor ni limitación funcional, pero sí es útil en los casos más dolorosos y también se trata de cirugía de mínima incisión.

El deporte mueve mucho dinero, muchos intereses, exigencia, presión, lo que lleva al deportista a reaparecer cuanto antes, ¿Es peligroso?

Volver a la competición antes de tiempo dispara el riesgo de recaída. No hay que acortar los plazos.

¿Qué diferencias encuentra entre los problemas de salud de un deportista y de un astronauta?

Son muy parecidos, pero es difícil que el astronauta tenga una lesión muy grave porque también está muy preparado para su trabajo.