Está usted en: Noticias -> Actualidad

Ley general de protección a las familias

Propuestas del CERMI a favor de las familias de personas con discapacidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) está preparando un documento con propuestas de mejoras para las familias de personas con discapacidad, con el objetivo de mejorar las situación y las condiciones de vida de las personas con discapacidad en su dimensión familiar.

En este sentido, con carácter previo y general, el CERMI entiende y así lo reclama al Gobierno y al Parlamento la aprobación de una ley general de protección a las familias, que tenga en cuenta sistemáticamente las situaciones de la discapacidad e incremente los apoyos cuando éstas se produzcan.

Actualmente, en España sólo existe una legislación general de protección a las familias que son numerosas, pero se carece de una norma legal de apoyo a todas las familias, sean o no numerosas, por lo que, según el CERMI, “es preciso avanzar con una Ley dirigida a todo tipo de modalidades familiares”.

Para el Comité, “este nuevo marco reforzado de ayudas es especialmente necesario para el caso de la discapacidad”, por lo que, continúa, son “necesarias” unas políticas de respaldo y acompañamiento a las familias que tengan en cuenta la discapacidad para ofrecer respuestas más intensas en cuanto a orientación, acompañamiento y ayudas para que desde el mismo seno familiar, comience la inclusión de las personas con discapacidad

Propuestas con mejoras de las familias de personas con discapacidad

El CERMI propone medidas de mejora en relación al área socio-laboral y de Seguridad Social, con el objetivo de ampliar derechos laborales en materia de conciliación, desde el punto de vista de adaptación de la jornada, horarios y turnos de trabajo o, incluso, cambio del centro de trabajo para aquellas personas con discapacidad que acrediten la necesidad de acudir a tratamientos de rehabilitación médica o psicológica relacionados con su discapacidad.

También pide la reducción de la jornada para aquellas personas que tengan a su cuidado a una persona con discapacidad; o la excedencia, no superior a tres años para este fin.

Asimismo, pide mejorar las prestaciones familiares vinculadas a la discapacidad y extender el convenio especial de la Seguridad Social a las personas con discapacidad que no pueden desarrollar una actividad laboral o permanezcan inactivas, por lo que, de esta manera, pueden cotizar a la Seguridad Social para tener cubiertas ciertas contingencias sociales.

En esta línea, el CERMI pide también modificar el sistema de clases pasivas en materia de pensiones de orfandad, incrementándolas en el importe resultante de aplicar a la base reguladora del 52%; y la reducción de la edad de jubilación de funcionarios públicos con discapacidad igual o superior al 65% o al 45% en las que concurra una reducción de la esperanza de vida.

Por otra parte, demanda ampliar el concepto de familia numerosa y mejorar el tratamiento de las personas con discapacidad en esta definición.

En relación al área fiscal de las familias y las personas con discapacidad, propone mejorar el tratamiento de los patrimonios protegidos y de las modalidades de previsión social complementaria, mejorar el tratamiento fiscal de las personas con discapacidad y sus familias en el IRPF, y promover el teletrabajo a través del impuesto de sociedades para facilitar la conciliación de la vida personal y profesional de los trabajadores a cuyo cargo tengan personas con discapacidad.

Además, también realiza propuestas dirigidas a favorecer la accesibilidad en las viviendas o promover planes de vivienda en alquiler para las familias con mayores dificultades de acceso.

Otras medidas que plantea el CERMI consisten en impulsar y favorecer el acceso de las familias de personas con discapacidad a las nuevas tecnologías, a través de bonificaciones o subvenciones en la adquisición de material informático y productos de apoyo, programas de formación, reducciones en las tarifas de acceso a internet, nuevas tecnologías y servicios para favorecer su autonomía, o fomentar el acceso al mundo laboral a través del teletrabajo.

Asimismo, plantea medidas relacionadas con el área de derecho de familia para garantizar el establecimiento de las obligaciones económicas en el caso de separación o divorcio de padres con hijos con discapacidad, o la accesibilidad universal en los procesos judiciales.

En el área de orientación y/o mediación familiar, el CERMI pide su refuerzo a través de los servicios públicos y del movimiento asociativo; y, por otra parte, pide el fomento de la participación social del movimiento asociativo y de las propias personas con discapacidad.

Además, demanda fomentar el acceso a la cultura, fortalecer los sistemas de coordinación entre las administraciones públicas y las entidades del Tercer Sector e incluir en el nuevo modelo socio-sanitario, la atención específica a los problemas relacionados con la familia.