Está usted en: Noticias -> Actualidad

Facturas de comidas con un coste de 100 euros por persona realizadas en años anteriores

Una auditoría arroja un agujero de 2 millones de euros en Parapléjicos

Tras la reunión del Patronato de la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo el pasado martes, el gerente del mismo, Francisco Marí, y el secretario general de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, José Miguel Benito, informaron ayer de que una auditoria de 2011 ha arrojado un «agujero de 2 millones de euros» en la Fundación del Hospital.

Estos gastos vienen, según indican, de que los anteriores gestores, desde 2007, hincharon las cuentas con doble contabilización, además de las ayudas al París-Dakar con un coste de 240.000 euros y, sobre todo, llaman la atención las facturas de comidas con un coste de 100 euros por persona.

Aun así, quisieron dejar claro que solventarán la deuda con las entidades financieras y los proveedores, renovando la alianza con las instituciones y haciendo «borrón y cuenta nueva» para que la Fundación del Hospital de Parapléjicos siga siendo «un referente nacional para enfermos e investigadores».

Tal y como contó José Miguel Benito, en la anterior reunión del mes de julio se decidió no aprobar las cuentas «hinchadas» que se presentaron «porque queríamos que fuera el Patronato del Hospital de Parapléjicos el que conociera de primera mano estas circunstancias».

De hecho, Benito indicó que los anteriores gestores presentaron un supuesto beneficio de 45.000 euros, pero en realidad las cuentas arrojan una pérdida de 2 millones de euros debido a la «situación de doble contabilización que hacía que los beneficios estuvieran hinchados».

Fundación «descapitalizada»

Con ello, el secretario de la Consejería explica que la Fundación del Hospital de Parapléjicos queda «descapitalizada», pero quiso dejar claro que «los investigadores han sido ajenos, ya que ha sido un problema de gestión».

A pesar de la situación económica que atraviesa la Fundación, el secretario general de la Consejería aseguró que se va a tratar de dar «un impulso importante» a esta entidad porque para la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, está Fundación es importante y «queremos que siga adelante y potenciarla» y dijo que «ningún proyecto de investigación corre riesgo, a pesar de lo ocurrido».

Por su parte, el gerente del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo apuntó que este martes, durante la reunión del Patronato se hizo la declaración expresa de garantizar la viabilidad de la Fundación entendiendo que la investigación va a ser unos de los «puntales estratégicos» para el futuro no solo de la Consejería sino de la Comunidad Autónoma.

Dicho esto, explicó que, aprovechando que hay un nuevo edificio por inaugurar de más de 7.000 metros cuadrados, se va hacer un plan estratégico que defina cuál va a ser la línea a seguir en temas de investigación y se va a reforzar alianzas con otras instituciones como la Universidad de Castilla-La Mancha, el Instituto Carlos III o entidades privadas.

Además, Francisco Marí manifestó que desde hace unas semanas se está trabajando en un plan de viabilidad para ver cómo se hace frente a la deuda. Se va a buscar «la mejor fórmula» para hacer efectivo el dinero que se debe, señaló el gerente, quien explicó que casi toda la deuda está comprometida con entidades financieras, aunque hay parte que se debe a proveedores e investigadores.

Según apuntó, para solventar esta situación se está intentando pasar pólizas a corto plazo a préstamos a largo plazo, «que en algunos casos ha sido posible», aunque además se baraja la idea de buscar una inyección directa por parte de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales.

Este martes también se presentó el plan de actuación para el año 2013. La Fundación contará el próximo año con un presupuesto de unos dos millones de euros, dinero que procede de distintas entidades. Para hacer una gestión «rigurosa y transparente», se va a poner en marcha un manual de procedimiento interno y de control, algo que no existía antes, y se va a mancomunar todas las firmas en diferentes personas. Hasta ahora solo tenía potestad para firmar el gerente.