Está usted en: Noticias -> Actualidad

Petición de la Fiscalía del Principado de Asturias

Piden cárcel y 693.000 euros por un accidente que dejó parapléjico a un trabajador

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita penas de cárcel de un año y medio para uno de los acusados y dos años y medio para los otros cuatro así como una indemnización por importe de 693.000 euros por un accidente laboral ocurrido en Oviedo en 2002 que dejó parapléjico a un trabajador.

Los hecho se remontan a junio de 2002 cuando el trabajador D.A.F., de 21 años, trabajaba en la obra de construcción de un edificio y, al subir al ascensor, se cayó por el hueco hasta el foso situado en el sótano segundo, a unos 7,2 metros de altura, informa la agencia EFE.

Según el escrito de conclusiones de la Fiscalía de cara a la vista oral que se celebrará mañana en el juzgado de lo penal número 4 de Oviedo, al trabajador le quedaron numerosas secuelas por las lesiones que sufrió, entre ellas, una paraplejia por la que se le concedió la invalidez permanente y que le hace necesitar una silla de ruedas y la ayuda de otra persona en la vida diaria.

La puerta exterior de la planta baja del ascensor, utilizado por los obreros de la constructora como montacargas para subir material - que se encontraba en la sexta planta en el momento que tuvo lugar el accidente- estaba casi cerrada, sin enclavar y tenía colocado un cascote en su parte inferior que imposibilitaba que se pudiera cerrar completamente y que actuara el sistema de bloqueo.

El ascensor, según el fiscal, era utilizado por los trabajadores sin haber comunicado su instalación al organismo competente, se colocaban cuñas en las puertas exteriores de las plantas para evitar su enclavamiento, carecía de luz en la cabina y en la caja tampoco tenía puertas en la cabina y tenía instalada botonera con pulsadores que permitían que funcionara aún con las puertas abiertas.

Además, el Ministerio Público considera que existía una ausencia de coordinación y seguimiento efectivo de las normas de seguridad más elementales entre técnicos competentes, constructora y empresa instaladora de los ascensores.

El Plan de Seguridad y Salud de la obra no hacía referencia a las previsiones a tener en cuenta con los enclavamientos de las puertas de los ascensores durante el montaje y su prohibición de utilización por parte del personal y la empresa promotora de la obra ya fue sancionada por 1.502 euros por una infracción grave.

Tanto la empresa para la que trabajaba el herido como uno de los acusados permitieron su utilización para subir materiales a las plantas, sin estar acabados de montar, faltándoles los mecanismos de seguridad y sin autorización de Industria, según la Fiscalía.

La Fiscalía pide para los acusados J.R.F.P.; J.R.M.; J.A.M.Q. y J.C.G.S. -aparejadores y coordinadores de seguridad y salud, encargado de la obra y gerente de la empresa para la uqe trabajaba el herido- dos años y seis meses de prisión y multa de 7.200 euros mientras que para M.Á.F.G., trabajador de la empresa de ascensores, solicita una de un año y seis meses de prisión.