Está usted en: Noticias -> Actualidad

Sanidad propone tres nuevos tramos en el copago de fármacos

Mato deja la puerta abierta a subir la aportación de los ciudadanos sobre los fármacos

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha planteado a las comunidades autónomas introducir tres nuevos tramos en el copago de fármacos. El pasado mes de septiembre, el Gobierno incrementó el porcentaje que abonan los usuarios de las medicinas financiadas. Hasta entonces, todos los trabajadores en activo pagaban el 40% de los medicamentos, pero desde hace seis meses aquellos que ganan entre 18.000 y 100.000 cubren el 50% del coste de estos productos.

Un tramo muy amplio que Mato ha propuesto dividir en tres. Los nuevos escalones serían de 18.000 a 36.000 euros, de 36.000 a 72.000 y de 72.000 a 100.000 euros. Sanidad y las autonomías debatirán ahora cuál debe ser el porcentaje de aportación en esos nuevos tramos. La propuesta, que aún no está madura, dejaría la puerta abierta a incrementar ese pago.

El Gobierno no tiene previsto revisar, sin embargo, el copago de aquellos que ganan menos de 18.000 euros ni de los pensionistas, quienes desde septiembre y por primera vez se ven obligados a cubrir (aunque con topes mensuales) unas medicinas que antes obtenían de manera gratuita a cargo de la sanidad pública.

“Planteamos que el nivel de aportación del usuario sea más progresivo”, ha declarado Mato tras la reunión con los responsables de Sanidad de las autonomías en el Consejo Interterritorial. La ministra, que ya había anunciado su intención de revisar el copago farmacéutico, ha explicado que esa intención ha recibido también el visto bueno de Hacienda.

El aumento de la aportación de los ciudadanos sobre los fármacos es una de las medidas –también la exclusión sanitaria de los sin papeles-- que recoge la reforma sanitaria que el Gobierno de Mariano Rajoy decretó el pasado abril y uno de los puntos fundamentales de los recursos que seis autonomías han interpuesto al Tribunal Constitucional contra ella.

El consejero de Sanidad de Asturias (una de las regiones que ha recurrido), Faustino Blanco, ha criticado que, con su propuesta de nuevos tramos, Sanidad les quiera hacer partícipes de una medida con la que discrepan. “No somos partidarios de un modelo de copago como está planteado”, ha dicho. Blanco también ha reclamado la necesidad de que el departamento de Ana Mato presente una memoria económica sobre los efectos de esta medida en los ciudadanos.