Está usted en: Noticias -> Actualidad

Se abre un periodo para aportaciones al nuevo reglamento

La Junta de Andalucía fomentará los taxis adaptados

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía favorecerá la oferta de taxis accesibles a personas con movilidad reducida en las futuras solicitudes del sector que tengan como objetivo aumentar la capacidad de los vehículos en los servicios interurbanos.

Así se recoge en la orden que tramita actualmente la Junta de Andalucía para regular el incremento de plazas en los taxis que prestan el servicio de transporte público interurbano, ha informado el departamento que dirige Elena Cortés, que ha iniciado el periodo de participación pública para recoger las aportaciones y sugerencias de los agentes económicos y sociales a esta orden.

La orden por la que se autoriza el aumento de capacidad establece que el vehículo destinado al servicio de taxi podrá alcanzar hasta un máximo de nueve plazas -incluido el conductor- en los municipios de menos de 10.000 habitantes que no pertenezcan a un área territorial de prestación conjunta, en localidades rurales y costeras y en ámbitos de baja densidad de población o con núcleos dispersos.

La norma de la que parte el reglamento de los servicios de transporte público de viajeros es que el taxi debe contar con cinco plazas y será la Consejería de Fomento y Vivienda la encargada de autorizar las excepciones a esa regla en los municipios que cumplan con esas características.

En función de ello, la orden estipula que, con carácter general en dichas localidades, se aprobarán vehículos con seis plazas, siempre que una esté destinada a transporte de personas en silla de ruedas y se cuente con la certificación correspondiente.

También prevé autorizar siete plazas en los municipios costeros de más de 10.000 habitantes y en los que tengan núcleos de población dispersos, tanto si disponen de transporte público urbano regular de viajeros como si no, siempre que la nueva flota no exceda del 10 % el total de licencias existentes.

En ambos casos, la Consejería de Fomento velará por que al menos el 50 % de los vehículos autorizados sean adaptados, informa el diario digital "La Ciudad accesible".

Asimismo, en los municipios de menos de 10.000 habitantes que no se integren en un área de prestación conjunta y en localidades rurales o de baja densidad la Junta podrá permitir también el aumento a siete plazas siempre que los nuevos vehículos no superen el 50 % del conjunto de licencias existentes.