Está usted en: Noticias -> Actualidad

El Pazo de Cea de Nigrán acogerá el homenaje al trece veces campeón del mundo de kickboxing

El combate más duro de Simón

"La vida es así y hay que tirar para adelante". Es la frase que resume la fuerza de voluntad de Simón González, trece veces campeón del mundo de kickboxing y al que una caída cuando arreglaba el tejado de su casa le ha provocado una lesión medular. Sentado en su silla de ruedas asegura que un día superará este combate, el más complicado de su exitosa carrera deportiva. Sus amigos le preparan un homenaje el próximo sábado en el Pazo de Cea de Nigrán.

"Mis allegados me están preparando un homenaje que será el próximo sábado, en el Pazo de Cea, en Nigrán", anuncia Simón González en su gimnasio. El trece veces campeón del mundo será el protagonista de una gala el 17 de enero, a las 20.00 horas, en la que se recaudarán fondos para la investigación de lesiones medulares, ya que los asistentes tendrán que aportar un donativo de 10 euros. El plazo para reservar la invitación concluye el miércoles.

La organización anuncia que el aforo es limitado. Se pueden reservar las invitaciones hasta el miércoles en el correo homenajesimon@gmail.com o en el teléfono 686.538505, informa el Faro de Vigo.

Adrián Hermida, uno de los organizadores de la gala, asegura que "hacía tiempo que queríamos hacerle este homenaje a Simón, porque un deportista de su talla se merecía un reconocimiento a su trayectoria".

El accidente lo precipitó todo. "En un principio la idea era recaudar fondos para cubrir los gastos de adaptar su casa o su coche, pero él no quiso. Prefirió que los fondos se recauden a la investigación de lesiones medulares", prosigue. "A ver si en un futuro todos los que estamos así podemos salir de esto", dice con esperanza Simón González, que recibe este homenaje con emoción y con "El Abuelo" en el recuerdo, fallecido días antes de su accidente.

En la gala se proyectará un vídeo con su trayectoria deportiva, habrá discursos, un cóctel servido por Casa Solla, y no faltará representación institucional. "Me gustaría que todos los que tanto me han apoyado estén allí", dice Simón, que el próximo día 23 recibirá el alta en el Juan Canalejo y se trasladará definitivamente a Vigo.

"Estoy en una fase entre bien y mal. Ha habido muy poca evolución", reconoce el vigués, que sin embargo no arroja la toalla. "Hay que tirar para adelante". Nunca pierde la sonrisa. "Es mi campeonato número 14", dijo cuando se lesionó y no está dispuesto a perder este combate.