Está usted en: Noticias -> Actualidad

Prototipo lanzado en Estados Unidos

Nueva silla de ruedas para ponerse de pie

Un grupo de especialistas de Estados Unidos creó una silla de ruedas que permite a aquellas personas que no pueden caminar, la posibilidad de permanecer de pie. Si bien existen otros inventos de características similares, esta silla de ruedas permite que, una vez de pie, la persona mantenga su autonomía de desplazamiento de igual modo a que si estuviera sentada.

Ya hemos conocido numerosos y variados dispositivos destinados a mejorar la calidad de vida de las personas que tienen algún tipo de discapacidad, desde un arnés que permite sostener de pie a niños con parálisis cerebral hasta adaptadores de bicicleta para sillas de rueda.

Hoy queremos que conozcan un dispositivo -desarrollado por especialistas del Hospital de Veteranos de Guerra de Minneapolis- creado con el objetivo de permitir que aquellas personas que circulan en sillas de ruedas puedan erguirse y mejorar así su calidad de vida en entornos domésticos, de ocio y laborales.

Si bien se han desarrollado inventos similares, inclusive por parte de emprendedores latinoamericanos, en general en ese tipo de sillas los usuarios no pueden acceder a las ruedas, por lo que su autonomía de desplazamiento se ve limitada.

En cambio, los desarrolladores de este prototipo incluyeron modificaciones que permiten que las personas no solo puedan pararse sino también tener completa autonomía para desplazarse por los espacios: “agregamos una rueda automática que separa el aro propulsor del neumático (…) el diseño permite que el aro de empuje suba, de manera tal que también se pueda acceder a él en la posición vertical, de igual forma que si la persona estuviera sentada”, explicó el doctor Gary Goldish, uno de los creadores, a CBS Minnesota.

Los beneficios que este tipo de desarrollos ofrecen son múltiples: desde una notable mejoría en la calidad de vida y la autoestima de las personas –al permitir acceder a espacios a los que antes les resultaba imposible poder llegar por si mismos- así como beneficios fisiológicos relacionados a la reactivación de estructuras del cuerpo que tienden a atrofiarse debido a la falta de movilidad.

Cabe señalar que el dispositivo que permite poner de pie a las personas en silla de ruedas debe utilizarse en espacios especialmente adaptados para tal fin –y no, por ejemplo, en lugares públicos, en los que suele haber numerosas alteraciones en la superficie de desplazamiento- para garantizar la seguridad de quienes utilicen este tipo de sillas.

Si bien actualmente existen algunos modelos de características similares que ya se encuentran a la venta -lamentablemente aún a precios muy elevados- el modelo desarrollado por los veteranos de guerra de Minneapolis todavía se encuentra en etapa de pruebas, hasta lograr su desarrollo completo.